Norte de Irlanda del Norte

VALLE DE SHILLANAVOGY: Mar Dothraki.

A unos 40 kilómetros al norte de Belfast encontramos el Valle de Shillanavogy (Shillanavogy Valley). Un extenso paisaje irlandés que se convirtió por unos momentos en territorio Dothraki.

Por sus verdes praderas cabalgaron Khal Drogo junto a su nueva esposa, Daenerys Targaryen, y a su ambicioso hermano hacia Vaes Dothrak, el único asentamiento permanente de este pueblo nómada.  

Pero los terrenos a los pies de la montaña Slemish ya eran muy famosos antes de su aparición en la serie debido a que otro personaje ilustre había caminado por ellos. Y no fue otro que San Patricio. 

De hecho, el día de este Santo (el 17 de marzo) sale una peregrinación muy numerosa hasta la cima de la montaña.

CARNLOUGH: Un canal de Braavos.

Carnlough es un pequeño pueblo costero a unos 50 kilómetros al norte de Belfast. Eso sí, avisamos de que su aparición en Juego de Tronos es muy (pero que muy) breve.

Carnlough juego de tronos

Lo único que podemos ver en pantalla de este pueblo es una parte de su puerto. Concretamente, una de las escaleras de piedra que bajan hasta el mar (ya dijimos que era una pequeña aparición).

En ella, Arya Stark sale a nado de los canales de Braavos tras ser apuñada por la Niña Abandonada en la sexta temporada.

CUEVAS DE CUSHENDUN (Cushendun Caves): La cueva de Melisandre.

Cerca del pueblo de Cushendun, a unos 75 kilómetros de Belfast hacia el norte, se esconde entre los acantilados la cueva en la que la sacerdotisa Melisandre dio a luz a una sombra negra. Una criatura tenebrosa que mataría a Ranley Baratheon en la segunda temporada.

Si bajas hasta la orilla del mar siguiendo el curso del río Glendun, encontrarás las Cuevas de Cushendun a la derecha, detrás de una hilera de edificios blancos.

DARK HEDGES: El Camino Real de los Siete Reinos.

A unos 80 kilómetros al norte de Belfast se encuentra uno de los tramos de carretera más famosos de toda Irlanda… o más bien de todo el mundo.

Conocido como Dark Hedges (“setos oscuros”) este famoso camino custodiado por hayas centenarias fue, en la ficción, la calzada más larga de Poniente: El Camino Real.

Esta célebre vía fue utilizada por Arya Stark (disfrazada de chico) y por Gendry en su viaje al norte en la segundo temporada.

Actualmente forma parte del recorrido de la carretera de Bregagh Road. Sus llamativas y características hayas fueron plantadas por la familia Estuardo en el siglo XVII con el objetivo de impresionar a todos los visitantes que ponían rumbo a su residencia. ¡Y vaya si lo consiguieron!

Lamentablemente, en enero de 2016 una fuerte tormenta derribó algunas de las hayas. Pero tranquilo, porque esos árboles siguen, de alguna manera, unidos a Juego de Tronos. Y es que su madera se utilizó para construir 10 puertas talladas con escenas de la serie que se pueden visitar.

Pincha en nuestro apartado de ‘Actividades’ para obtener más información acerca de ‘El Viaje de las Puertas’.

PUERTO DE BALLINTOY Y ALREDEDORES: Las Islas del Hierro.

En la serie, las Islas del Hierro son una de las regiones más inhóspitas de los Siete Reinos de Poniente. Bañadas por aguas tormentosas, este conjunto de ocho islas ofrece pocos puertos seguros donde refugiarse de las inclemencias de sus costas.

Qué mejor lugar para dar vida a este duro paisaje marítimo que el puerto de Ballintoy (Ballintoy Harbour). Cielos grises amenazantes y decenas de islotes rocosos en el horizonte te dan la bienvenida a este pequeño pueblo costero en el norte de Irlanda del Norte situado a 90 kilómetros al norte de Belfast.

Reproducir vídeo

Con estas vistas, no es difícil imaginarse en el Puerto Noble de la isla de Pyke, viendo a lo lejos cómo se acerca el barco que trae a Theon Greyjoy de regreso a su casa en la segunda temporada. 

No te vayas de Ballintoy sin visitar la pequeña cala que hay al lado del puerto. 

Se puede llegar sin problemas caminando y en sus aguas Theon fue bautizado por la religión del Dios Ahogado pronunciado las palabrasLo que está muerto no puede morir”.

Esta playa volvió a salir en la sexta temporada en una conversación entre Yara Greyjoy y el sacerdote de las islas.

Seguimos por las inmediaciones de Ballintoy y, a unos 3 minutos en coche antes de la entrada del pueblo, se alza el puente de cuerda de Carrick-a-rede. Tiene una longitud de 20 metros y fue construido por pescadores para poder acceder a sus barcos.  

Es uno de los puntos más visitados de Irlanda del Norte y sus alrededores se convirtieron en el Reino de la Tierra de la Tormenta y en el campamento de Ranley Baratheon en la serie.

El puente en sí no ha sido confirmado como lugar de grabación. Pero por su construcción y su altura podría haber servido de inspiración para la escena en la que Balon Greyjoy es empujado al vacío desde un puente colgante por su hermano Euron. ¿Te atreves a cruzarlo?

CASTILLO DE DUNLUCE (Dunluce Castle): Castillo de Pyke en las Islas del Hierro.

Siguiendo la carretera de la costa hacia el oeste, a unos 20 minutos en coche de Ballintoy, se levanta sobre un acantilado el impresionante Castillo de Dunluce.

Este castillo del siglo XVI fue abandonada en 1690. Y desde entonces sus ruinas han desafiado a la gravedad y a la severo tiempo irlandés para mantenerse en pie al borde de una escarpada pared de piedra.

El carácter de este lugar le hizo convertirse (con ayuda de los retoques digitales) en la inspiración perfecta para los exteriores del Castillo de Pyke. Conocido por ser la fortaleza ancestral de la Casa de los Greyjoy, igual de mimetizada con el abrupto paisaje que el de Dunluce.

Otro mundo fantástico en el que ha hecho su aparición el Castillo de Dunluce es en la película de Las Crónicas de Narnia.

Si quieres completar la visita a los lugares de interés de la zona a unos 7 kilómetros se sitúa La Calzada del Gigante, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No es un lugar de rodaje de Juego de Tronos como tal, pero su leyenda entorno a una lucha entre gigantes bien podría pertenecer al universo de George R. R. Martin. 

PLAYA DE DOWNHILL (Downhill Strand): La playa de Rocadragón.

En el universo de Juego de Tronos, Rocadragón es conocida por ser la fortaleza ancestral de la Casa Targaryen. Al menos hasta que tras la Guerra del Usurpador el rey Robert I se la regala a Stannis Baratheon, su hermano.

Los muros de este castillo (creado digitalmente en su totalidad) se levantan sobre el mismo terreno que lo hace el Templo de Mussenden en la realidad. Un templo circular del siglo XVIII al borde de un acantilado a 100 kilómetros al noroeste de Belfast.

Sin embargo, la playa a los pies de este acantilado, la playa de Downhill sí que se iluminó realmente por unos minutos (o horas de rodaje) con el fuego de la quema de los Siete Dioses de Poniente. Un sacrificio orquestado por Melisandre al Señor de la Luz en la segunda temporada.

Reproducir vídeo

¿Quieres explorar todas estas localizaciones en el área más septentrional de Irlanda del Norte en una excursión de un día desde Belfast o Dublín? ¡Más información sobre tours y excursiones en la sección de ‘Actividades’!